Buscar este blog

lunes, 12 de septiembre de 2011




A continuación l@s invitamos a apoyar la siguiente acción en el marco de las acciones por el Día Internacional de Lucha contra los Monocultivos de Árboles.

Dicha acción está siendo coordinada por nuestros amigos de CEPEDES en Brasil quienes desde hace muchos años están apoyando y contribuyendo en la articulación de la resistencia al avance de la plantaciones de eucaliptus y la fábrica de celulosa de la empresa Veracel Celulose.

Esta transnacional (de propiedad de Fibria y Stora Enso) ya cuenta con una inmensa fábrica de celulosa en la región Sur del Estado de Bahia que alimenta con plantaciones provenientes de las 100. 000 hectáreas de eucaliptus.

Ahora pretende ampliar la capacidad de su fábrica de celulosa y pasar a producir 2.500.000 de toneladas de celulosa/año. Para aumentar a esta capacidad necesitará al menos duplicar el área plantada de monocultivos.

Los planes de expansión de VERACEL sólo van a profundizar los numerosos impactos que esta fábrica genera sobre las comunidades locales así como también el medio ambiente local.

Organizaciones en Brasil están coordinando una campaña en la región para frenar los planes de expansión de Veracel. Quienes deseen apoyar esta acción, favor adherir a la carta que adjuntamos enviando su nombre, país y organización a la que pertenecen. Mandar sus datos a cepedes@cepedes.org.br e ivonetecepedes@gmail.com hasta el 22 de setiembre inclusive.

¡Gracias por su apoyo!
WRM y CEPEDES

 ******************************

Al Gobernador de Bahia – Jaques Wagner

Con copia a:
Procuraduría General del Estado
Ministerio Público Federal
Ministerio Público del Estado
Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Federal
Presidente del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES)
Consejo de Administración del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES)
Central Única de los Trabajadores - CUT

Asunto: pedido de anulación del procedimiento de licenciamiento para la ampliación de Veracel Celulose

Agosto de 2011

Estimado Sr. Gobernador:

A través de esta carta, nosotros, entidades y organizaciones internacionales, queremos reforzar el pedido realizado por organizaciones y movimientos sociales de la región del Extremo Sur de Bahia y del Brasil, para que Ud. anule el proceso de licenciamiento de la ampliación de la fábrica de celulosa y plantaciones industriales del monocultivo de eucalipto de Veracel Celulose S/A, localizada en el Extremo Sur y Sur del Estado de Bahia.

Los problemas causados por Veracel en la región del Extremo Sur son bastante conocidos por nosotros, que acompañamos luchas contra el monocultivo en gran escala en diversos países del mundo, donde ocurren casi siempre los mismos impactos negativos. Nuestros gobiernos acostumbran a invertir grandes cantidades de recursos públicos en este tipo de proyecto, además de ofrecer todo tipo de otros incentivos, impidiendo así otras posibilidades y perspectivas económicas para nuestras regiones, que pueden generar más empleos y renta para la población y conservar mejor el medio ambiente.

En el caso de Veracel y su proyecto de ampliación, destacamos las siguientes cuestiones que justifican la cancelación del actual procedimiento de licenciamiento de la ampliación:

- El Ministerio Público de Bahia constató irregularidades e ilegalidades en la elaboración y en el contenido del Informe de Impacto Ambiental del proyecto de expansión de Veracel Celulose. Por ello, el Ministerio Público de Bahia emitió el día 20/07/2011 una resolución (04/2011) instaurando un procedimiento de investigación penal contra Veracel, CEPEMAR –empresa contratada por la empresa para realizar la Evaluación de Impacto Ambiental/Informe de Impacto Ambiental- y contra el propio gobierno del Estado de Bahia. En base a ello, el día 9 de agosto, la Justicia Federal de Bahia decidió suspender el proceso de licenciamiento.

- Además de ello, Veracel ya responde a diversas indagaciones y procesos en la Justicia y fue procesada varias veces por los órganos competentes.

- Veracel ha ocupado las áreas llanas, cultivables, para plantar eucalipto, amenazando la soberanía y seguridad alimentaria de la región.

- La ocupación de las áreas llanas de la región por Veracel se hace en el sistema de monocultivo en gran escala, que exige la aplicación sistemática de agrotóxicos como glifosato y sulfuramida, peligrosos en forma comprobada para la salud humana y medio ambiente en general. Este sistema amenaza la supervivencia de las comunidades locales y de la biodiversidad en la región del Extremo Sur de Bahia, incluso mediante la reducción significativa de la disponibilidad de agua en los lugares donde se promueve el monocultivo de eucalipto en gran escala.

- Se trata de una empresa que ocupa tierras fiscales y tierras indígenas. Es impensable que Veracel pueda recibir una licencia para ocupar 100 mil hectáreas más, mientras el pueblo indígena Pataxó no consiga ante los órganos competentes la demarcación integral de sus tierras, garantizada constitucionalmente. Es igualmente impensable que una empresa que tiene más de 10 ocupaciones de movimientos de agricultores sin tierra en sus actuales áreas pueda querer más tierras sin que esas familias sin tierra estén asentadas. Todavía más porque asentar familias es hacer cumplir la función social de la tierra y no la ocupación con monocultivo de eucalipto para atender un consumo excesivo de papeles descartables en el mundo.

- Veracel responde a aproximadamente 1000 acciones y procesos laborales en la Justicia Laboral de la región, de acuerdo con relevamientos de entidades y del Ministerio Público realizados en los últimos años. Además de ello, se trata de una actividad que por la cantidad de tierras que ocupa, genera relativamente pocos empleos. Aun más si consideramos que, en el caso del Brasil, la actividad consume una cantidad enorme de recursos públicos del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social, el BNDES. La construcción de la última fábrica insumió R$ 1.430.000.000 (aproximadamente USD 900 millones) del BNDES para generar solamente 741 empleos directos. Con el mismo recurso, daría para asentar decenas de millares de familias, garantizando tierra y renta para las mismas.

- Un informe firmado por el propio gobierno de Bahia de 2008, llamado “Silvicultura de Eucalipto no Sul e Extremo Sul da Bahia: Situação atual e perspectivas ambientais”(Silvicultura de Eucalipto en el Sur y Extremo Sur de Bahia: Situación actual y perspectivas ambientales) cita la existencia de los diversos conflictos y destaca una grave falta de gobernabilidad en lo relativo al proyecto de eucalipto en la región.

En decenas de países, principalmente en el hemisferio Sur, el pueblo sufre de la ganancia de las grandes empresas de eucalipto y celulosa, siempre en busca de los lugares más baratos para maximizar sus ganancias. Creemos que el pueblo de las regiones donde se profundiza y expande esta producción no precisa de más papel. Por lo contrario, precisa de apoyo para otras actividades económicas que generan perspectivas reales para todos y todas y preservan el ambiente en un mundo con graves problemas ambientales como el calentamiento global.

Finalmente, pedimos, además de la cancelación del licenciamiento de la ampliación de Veracel, que el gobierno del Estado de Bahia comience a remediar, urgentemente, el extenso pasivo con los trabajadores rurales, urbanos e indígenas, y con la población en general y con el medio ambiente de la región, como se relata en esta carta.

Atentamente,


Firman:

Movimiento Mundial por los Bosques Maldonado 1858 - 11200 Montevideo - Uruguaytel: 598 2 413 2989 / fax: 598 2 410 0985wrm@wrm.org.uy - http://www.wrm.org.uy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada